Vidal en su laberinto

Pese a la cerrazón del gobierno de Vidal, los docentes bonaerenses obtuvieron la sanción favorable a la aplicación de la cláusula gatillo para los salarios ¿Estamos ante la antesala del aumento?

En las últimas horas, el Tribunal del Trabajo N°4, con sede en La Plata, dio lugar por unanimidad a la aplicación de la cláusula gatillo que fue pactada el año pasado por docentes y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, en  el marco de la convulsionada paritaria que no encuentra destino acordado por las partes desde marzo de este año.

Esta medida fue pedida por el Frente de Unidad Docente, y dispone actualizar cada seis meses los salarios, que a su vez deben ajustarse a la inflación medida por el INDEC. En su lugar, la propuesta del gobierno de María Eugenia Vidal fue un compromiso de revisión salarial para el mes de octubre, el cual fue rechazado por los y las trabajadores bajo el argumento de tratarse de una cuestión no automática –como si es el caso de la cláusula gatillo- y por su carácter no obligatorio.

Horas antes de la aprobación, la gobernadora celebró el Día de la Bandera junto con el Ministro de Educación Gabriel Sánchez Zinny en el colegio privado Los Ceibos, del populoso distrito de La Matanza. Se trata de una institución que no recibe ningún tipo de subvención estatal (de 6250 escuelas privadas bonaerenses, unas 4200 reciben algún tipo de subvención). Es harto sabido que en política los gestos no son inocentes: la alianza Cambiemos ha demostrado en reiteradas ocasiones que estudia los movimientos mediáticos de sus miembros con especial atención. No se trata entonces de la primera vez que el oficialismo acude a lo tácito de los “gestos” para demostrar posicionamiento en una problemática determinada.

Este fallo funciona entonces como un  parche con el telón de fondo de una paritaria que no llega a buen puerto tras meses de negociaciones. Pero pese a leerlo como un triunfo transitorio, las principales centrales docentes han confirmado su adhesión al paro nacional del próximo lunes convocado por la CGT, ya que continúan firmes en su pedido de aumento salarial del 27% con cláusula gatillo, cifra que, de más está decir, se encuentra considerablemente lejana al techo propuesto por el órgano oficial.

¿Serán la cláusula gatillo y el masivo paro general, la antesala de una propuesta salarial que satisfaga a los docentes bonaerenses? ¿Dará el gobierno el brazo a torcer tras meses de modificaciones prácticamente nulas en materia salarial? El cierre de paritarias para el gremio de Camioneros con un aumento del 25%, efectuado también en las últimas horas, no puede más que funcionar como otro importante factor de presión: el resto de los gremios que aún continúan en lucha, siendo los y las docentes ejemplo paradigmático, no pretenderán menos. El gobierno pareciera de esta forma entrar en un callejón sin salida, en el que la cerrazón pareciera quedar como una estrategia caduca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s