Una noche con Sabrina Love, Pedro Mairal, 1998

Mi primer acercamiento a los textos de Mairal sucedió cuando fui a cubrir, para un medio digital, un unipersonal basado en sus Pornosonetos en un teatro porteño. Pese a que fue de gran ayuda la gran interpretación de la actriz Julieta Vallina, las composiciones tienen fuerza propia.

Desde ahí me propuse conseguir los Pornosonetos (finalmente fue vía web) y leer algo del autor, algún día. Casualmente coincidió con la publicación que Revista Ñ y Emecé hicieron de la novela más reconocida de Mairal, Una noche con Sabrina Love, con motivo del vigésimo aniversario del triunfo de la obra en el Premio Clarín de Novela, siendo votada por los ilustres del doble apellido Bioy Casares, Cabrera Infante y Roa Bastos (¡!).

La novela está buena posta. Mucho mejor que la película que Alejandro Agresti hizo en 2000 con los protagónicos de Cecilia Roth y Tomás Fonzi. El Daniel Montero original no es tan naif como en la peli. Es virgen, si, pero está mejor explicada su inexperiencia por lo que significa la vida de pueblo de un adolescente. Su vida en el pueblito entrerriano Curuguazú está mejor graficada con pocas situaciones.

Uno de los jurados que la votó, decíamos, fue el Maestro Bioy, y no es casual. La emparenté por el estilo claro y prolijo de la narrativa dividida en capítulos, y con la corta duración (realmente se lee en un tirón) con la Aventura de un fotógrafo en La Plata, última novela de Bioy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s