Cara de queso, Ariel Winograd, 2006

Cara de queso -mi primer ghetto- es la apasionada opera prima de Ariel Winograd. Una película muy entretenida (la hora y cuarto que dura pasa volando), con mucho que decir y una toma de posición muy marcada, en la que una serie de sucesos hilan la trama adolescente del country El ciervo, cerrada comunidad de judíos.

El verano del 93 estalla en la cara de los jóvenes, que habitan un mundo endogámico donde está tácitamente prohibido enamorarse de una goi, y las madres y bobes dominan implacablemente la vida familiar.

Sin ir más lejos, las borracheras y la libertad se encuentran afuera del country, en la escena en la que los jóvenes van a bailar al centro.

La película, con sarpado elenco, cuenta con una muerte re bien contada y actuada por Federico Luppi. Todo en la película es liviano, desde esa situación hasta las situaciones de bullying, infidelidad o incluso pequeñas corrupciones cotidianas. La densidad que requieren se la da precisamente esa forma en la que ocurren: la película opina todo el tiempo.

No voy a dejar la versión de Te quiero tanto que hizo Massacre para la película, sino este tema del Cuino Scornik, que canta junto al propio director y resume literalmente la bajada de línea de la peli:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s