Alta peli

Pese a que en ocasiones lo sea, la realidad no debe ser tomada como un objeto de consumo. Pero cuando se trata de una trama patriarcal y gangsteril digna de un sábado a la tarde por AXN ay, sucumbo.

Ayer metieron en cana a Noray Nakis por presunta asociación ilícita. Se trata del Vicepresidente Primero de Independiente, club cuyo Presidente es Hugo Moyano. Hugo Moyano no es precisamente un joven de la generación copo de nieve que ganó un torneo de Daytona de Nivel X en 1998, sino que es el líder de Camioneros que hegemonizó la CGT durante más o menos 20 años. Se enfrentó a la flexibilización laboral cuando el neoliberalismo tenía patillas y no ojitoz de zielo. Fue un aliado importante del kirchnerismo hasta que se puso de culo por algunas cuestiones difíciles de precisar en esta crónica ¿Obras sociales? ¿Aspiraciones político-institucionales personales? Lo cierto es que paró el país, paro de transporte mediante, cinco veces en reclamo de ganancias. Mitos gorilas existieron siempre. A la distancia son simpáticos, in situ son odiosos. Hay uno que afirma que lo que descompensó a Néstor antes de morir fue una charla telefónica con Hugo. Patrañas.

hqdefault
Hasta donde se sabe, Facundo tampoco habría ganado un torneo de Daytona.

La relación de Moyano con el gobierno de Macri ameritará un capítulo grueso en los libros de investigación histórica de un futuro hoy lejano (pero soleado y victorioso) en el que estudiaremos al macrismo para que no vuelva nunca, nunca más. Colaborador como todo burócrata pero hasta ahí, se bajó del secretariado general de la CGT para presidir el Club Atlético Independiente y ordenarlo. De coalición, llamó a todos los sectores y los neutralizó. Ni Comparadas fanfarrones, ni Canteros estresados: cintura política, derroche de experiencia y mucha, mucha influencia. Dejó la CGT en manos de un triunvirato entreguista pese a las medidas gubernamentales de hambre. El tridente escapó a las corridas de la turba iracunda sindical en una tarde de movilización histórica ¿Acá quién manda, pa? Desgobierno.

atril
La del atril fue histórica ¿Quién lo tendrá?

Su hijo Pablo es Sonny. Hasta en la fisonomía parece ser el heredero natural. Justito justito un día antes de la detención de Nakis fue parte fundamental en la masiva concentración en Plaza de Mayo contra el intento de reforma laboral que el gobierno pretende llevar a cabo (cuya definición fue pateada, en una victoria parcial del movimiento obrero). Pablo Moyano fue entonces factótum de la protesta, en conjunto con lo que el Gato Sylvestre denomina en su programa de C5N como CGT Luján, un reagrupamiento de dirigentes piolas o semi-piolas que no toman los pesares del pueblo como variante de negociación: Yasky y Micheli, los docentes, Walter Correa de Curtidores, la feliz existencia de Vanesa Siley entre nosotros, José Palazzo, entre otros (¡feliz noticia!). Pese al bindaje mediático que cada vez es más efectivo, la concentración fue masiva.

Volvamos a Nakis. Se llama Noray Nakis. Qué nombre extraño ¿Zambo? ¿Criollo? ¿Mapuche? ¡No me lleven, no me lleven! ¡Solo los mencioné! No, es armenio. Metáfora meritocrática pero por la vía famiglia, llegó al país a los 17 con una mano atrás y otra adelante. Con esfuerzo, dedicación y abnegación, amasó cierta fortuna en el rubro joyero. Y el berretín del fulbo, viste. Participó de los albores de Deportivo Armenio y en Independiente siempre estuvo. Las conversaciones plateístas lo catalogan, partido de la reserva mediante, como la mano derecha de Grondona. Error conceptual. Don Julio no tenía mano derecha. Se dice eso de banda de dirigentes, como Enrique Merelas, vaciador y dictador de El Porvenir de Gerli. Cuenta la leyenda (cuanto chisme y poca data, ¿no?) que fue él quién le regaló al Don el famoso anillo de “Todo Pasa”.

Algo mejor tiene que haber, algo por dónde salir a andar…

Este neoliberalismo del siglo XXI viene con una fuerte impronta irrisoria. La impunidad forma parte, claro. Los vínculos que las escuchas revelan lo ubican a Nakis como un nexo dirigencial de peso con la barra brava del Rojo. Joyas Noray, ahí en la calle Libertad, como lavadero de guita de los patys, el estacionamiento, la coca… mal ahí Rojo de América, el único club en el que pasa. Porque Macri presidió Boca Juniors más de una década sin tener una sola charla con un barra. La 12 vive.

En un recetario de Berocca se encontró, bajo una caligrafía muuuy difícil, el siguiente texto:

Diagnóstico parcial

  1. ¿División de poderes es una ficción de Suar, no? Esa en la que Julio Chávez hace de corrupto. Porque como basamento fundamental de la democracia no existe más ¿Por qué con algunos si, y con el resto no? Hasta la guardería “El mono liso” tiene barra brava.
  2. ¿Pase mágico de la purga moyanista, Ritondo mediante, porque al armenio este no lo quería nadie o golpe del cat por detección de movimiento político indeseado? ¡Hay que generar trabajo genuino, Pablito! ¿Resistir la autoridad a los tiros? ¿A vos te parece?
  3. El terrorífico ámbito barrabrava tiene los mejores apodos del país. “Bebote” es uno de ellos. Haber dado una conferencia de prensa con una máscara de carnaval carioca en pleno mundial de la FIFA con una orden de captura internacional constituye una de las piezas más lisérgicas del acervo delictivo latinoamericano.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s