Golpe de Estado en Zimbabwe: cayó Mugabe

El longevo mandatario fue depuesto por las fuerzas armadas en un golpe que expresa las pujas internas dentro del partido gobernante.

Tras 37 años en el poder, fue destituido por golpe militar Robert Mugabe, Presidente de la República de Zimbabwe. Las fuerzas armadas tomaron el Palacio Presidencial y la principal cadena televisiva del país, nombrando como Presidente interino a Emerson Mnangagwa.

El golpe es expresión de una situación política que se encuentra a las puertas de una natural transición: Mugabe tiene 93 años. La prensa y parte del Ejército demostró su alarma ante la intención del mandatario de nombrar sucesora a su esposa Grace Mugabe.

En este sentido la crisis institucional de Zimbabwe se ve concatenada con la lucha de facciones internas del partido hegemónico Unión Africana de Zimbabwe, dado que el actual interino Mnangagwa fue destituido de su rol de Vicepresidente la semana pasada, coartando sus posibilidades de sucesión.

Las fuerzas armadas buscan darle un halo de legalidad a la situación y presentar su golpe inconstitucional como un movimiento pacífico en favor de la patria. El longevo mandatario se encuentra recluido en su hogar, mientras otros funcionarios, como el Ministro de Economía, uno de los principales defensores de Grace Mugabe como sucesora, se encuentra en prisión.

2017-11-08T182332Z_1365091071_RC1A1BB924F0_RTRMADP_3_ZIMBABWE-POLITICS

El matrimonio Mugabe, solo un elemento de la crisis política en el país africano.

Zimbabwe es una de las más tardías naciones en independizarse del yugo colonial británico, en 1980. Las voces de los veteranos de las guerras de liberación 1967-1980, que se mostraron en abierto apoyo al golpe, son allí muy respaldadas por la opinión pública.

Por otra parte, la reacción del concierto internacional ante los acontecimientos es aún de cautela: Jacob Zuma, primer mandatario de Sudáfrica (una de las principales economías de la región, miembro del bloque contrahegemónico BRICS) expresó haberse comunicado con Mugabe, en un claro gesto de legitimidad hacia el gobernante. Por su parte, la ONU expresó su estado de alarma ante el golpe y, en consonancia con las embajadas norteamericana y británica, pidió cautela a los ciudadanos ante posibles conatos violentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s