The mountain between us, Hany Abu-Assad, 2017

La montaña entre nosotros es una película protagonizada por Kate Winslet e Idris Elba basada en el best-seller homónimo de un tal Charles Martin, que por supuesto no leí. Me parece que la peli arranca con todo y gana cuando se pone aventurera, que es justamente la primera parte de la historia.

Resulta que Winslet y Elba son una fotógrafa y un neurocirujano que tienen que viajar inmediatamente a Baltimore para casarse y realizar una operación de urgencia, respectivamente, pero el vuelo se les cancela ¡Porque en el Primer Mundo también pasa!

Entonces a Winslet, que es re piedra porque ya estuvo en el Titanic y no le dejó un centímetro de lugar al pobre DiCaprio en la tabla, no se le ocurre mejor idea que alquilar una avioneta manejada por un hipertenso, que se infarta en pleno vuelo. La escena del accidente es lo mejor de la película. Como todavía venís tomándote la cosa en serio, que hasta ahí viene muy bien, esa secuencia se vive a pleno. Está todo bien hecho y transmitido. Después zafan y con un perrito prototípico (que era la mascota del aviador) quedan varados en la montaña varios días, en los que viven situaciones extremas que también están muy bien contadas. Hasta ahí lo mejor. 

El problema es que después empieza la historia de amor entre el hombre de ciencia curtido y la fotógrafa independiente y soñadora, y la historia se vuelve aburrida. No está bien mixturada la dosis de tragedia y de historia de amor necesarias como en el caso de Titanic. Si se quedaban en la aventura era mejor, onda Viven (“Pasame más pierna de copiloto”) o El Náufrago.

Además, parece que el realizador se quedó sin tiempo para desarrollar la historia como corresponde porque el final es la parte peor filmada y más rápidamente y peor resuelta de una película que se caracteriza precisamente por tomarse sus tiempos narrativos.

Incluso la parte aventurera es más atractiva porque es la única parte del film que puede leerse a dos niveles, aunque rústicos. Por un lado lo que pasa, y por el otro, la montaña como una metáfora de la vida, sobre la que vamos venciendo obstáculos para, básicamente, sobrevivir.

Dejo el video de “La montaña” del Flaco Spinetta, para darle un poco de buenas vibras al blog ¡Trepen a los techos, ya llega la aurora (grundig)!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s